Páginas

martes, 25 de noviembre de 2014

CUENTOS DE PROSTITUTAS, POR ESTHER DE JUGLARÍA

Fotografía de Neil Montgomery

Fotografía de Neil Montgomery

Fotografía de Neil Montgomery



Este viernes a las 21h. en el café cultural La Gallina en el Diván, llevaré mis CUENTOS DE PUTA MADRE. Este es un espectáculo de narración oral con cuentos de creación propia donde las prostitutas son las protagonistas. También podrán escuchar los versos de algunas de mis poetisas preferidas. 
Desde el respeto a este colectivo, busco la reflexión mediante la ternura, el humor, la inquietud... Es una sesión única para este fin de semana que no sabemos cuándo volverá a repetirse en Sevilla. ¡No te la pierdas!

+INFO: http://lagallinaeneldivan.blogspot.com.es/2014/11/cuentos-de-puta-madre.html

"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."


miércoles, 19 de noviembre de 2014

CICLO LITERARIO A 4 VOCES. NOCHE SEXTA.

Daniel Martínez Romero



Elías Romero y Falín Moreno


Raúl Febrer


Saray Pavón


Arranca la noche con el poema a dúo recitado por Rocío Muñoz Vergara y Luis Alberto Steinmann, hacedores del ciclo. Eligen para la ocasión "Gramática de la relatividad" de la asturiana Laura Caiselles (Premio Nacional de Poesía Joven): "...Ni es cierto que no importa lo de lejos, ni es cierto que no haya sitio en el mundo para la literatura."
Es la sexta convocatoria del CICLO LITERARIO A 4 VOCES en el café cultural La Gallina en el Diván. Este encuentro de periodicidad semanal, creado y organizado por esta pareja amante de la literatura, ofrece cuatro voces diferentes dentro del panorama literario sevillano, con preferencia en la poesía. 

DANIEL MARTÍNEZ ROMERO
Joven poeta. Participa de la creación de la revista digital de poesía Anonimato. "Manual de Estilo" fue su carta de presentación en el ciclo. Le siguió "Fregar los platos", que hizo lo propio en la revista Anonimato. En este poema, Daniel nos dice: "Fregar los platos escuchando música es un placer." Entre el tacto de la porcelana y la suavidad del jabón, el poeta nos traslada a un lugar de placeres sensuales tan cercano como el fregadero de nuestra cocina. De entre todos los poemas que recita, es este el que más me gusta. Divago por los placeres sencillos, por los regalos que nos depara una existencia vivida con conciencia, por la meditación en movimiento que ya por los años noventa el monje budista Tich Nhat Hanh compartía con los lectores occidentales de sus libros superventas. 
Parafraseando a Daniel y modificando su cita: lo más bonito que puede hacer una persona por otra es regalarle un poema como ése.

ELÍAS PELAYO
Poeta. Actor. Músico. Hombre orquesta. Le acompaña al teclado Falín Moreno
Hace acto de presencia el actor con nariz de payaso. Deduzco que desea homenajear a los payasos, aunque os confieso que no me queda muy claro. Recita varios poemas y se despoja de su pequeña máscara roja. A cara descubierta Elías nos cuenta cómo después de ver la película "Interestelar", le quedaron reflexiones que se hermanaban con viejos poemas, como si el tiempo se sucediera sin pasados, ni presentes, ni futuros y por ello sus viejos poemas fuesen tan "nuevos" que parecían explicar cuestiones de esa película de estreno reciente. Y como de películas va la cosa, imagino a un Elías niño que comparte la misma curiosidad que Elliot sintió hacia E.T. y su mundo extraterrestre.  Ya adulto, escribe sus "poemas cuánticos", como "En órbita" o "No hay fórmulas". En ellos el poeta nos revela un mundo donde todavía hay lugar para la esperanza en el género humano y donde el amor sigue teniendo sentido... a pesar de todo. Que así sea, Elías... por muchos siglos.

RAÚL FEBRER
Filólogo. Cristiano comunista. Defiende la compatibilidad de sus ideas políticas y religiosas. Se define como una persona rebelde. Desde sus años de estudiante en que escribía para la revista del instituto, hasta la actualidad ha estado vinculado a la literatura. Creador de la revista "Filtrapa". Escribe poesía, relatos y teatro. Es este género en el que está centrado en la actualidad. Parece ser que escribe más que publica. Por eso es una ocasión única poder escucharle esta noche. Comienza con un relato, para continuar con poesía. "Venérea". "Rima silvana" (poema inspirado en Silvio Rodríguez), "El minotauro" y "Caminaba por el alambre" son algunas de estas creaciones. En esta última, el poeta formula una pregunta que encuentro sumamente interesante: ¿Realidad o representación? 
Como actriz me he preguntado en más de una ocasión si el "teatro del mundo" al final es la única realidad que existe. Si Calderón de la Barca acertó con sus versos, tal vez sea tiempo ya de colocarse una nariz de payaso y buscar con seriedad el humor en cuanto nos rodea... como única escapatoria para la cordura.

SARAY PAVÓN
Artista polifacética. Vídeo poeta popular en Youtube. Ilustradora y pintora. Ha publicado: "Grisicitudes", "Esferas", "Literatura de penumbras" y, en este año, su recopilatorio "Ábreme si me quieres conocer". Habitual de la escena poética sevillana, esta poetisa nos recita con música de fondo escogida para cada creación. Los poemas elegidos para esta noche son obras melancólicas tomadas de "Grisicitudes". En el mismo tono comparte uno de sus poemas más conocidos: "Me gustaría ser lesbiana". Sinceramente, no entiendo el revuelo mediático de unos versos que a mí se me antojan sencillos y claros, como un rostro limpio de maquillaje. Tal vez sea por la palabra "lesbiana". La publicidad vive de los timoratos que se abren de orejas ante cualquier cosa que suene a sexo o violencia. Pero a mí lo obvio me da pereza. Por eso me enternece el verso final, ese deseo de ser escuchada por el padre. Tal vez lo que Saray Pavón oculta de agitador debajo de la superficie, sea ese deseo de hacerse escuchar, esa necesidad de ser una voz que llegue a alguna parte. Sin necesidad de maquillaje.

 Hasta aquí mi crónica de la sexta noche. ¡No te pierdas la séptima!


"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."



martes, 18 de noviembre de 2014

CUENTOS DE MARICASTAÑA EN LA BIBLIOTECA INFANTA ELENA DE SEVILLA

Ilustración de Esther de Juglaría 



CUENTOS DE MARICASTAÑA. Un homenaje a mi abuela. 

Esta sesión de cuentos es de tradición oral española, que unidos a coplas, refranes y anécdotas familiares, conforman un homenaje a la tradición oral familiar, esa que pasa de boca a oreja en la calidez del entorno doméstico... entretejiéndose con las tareas que se desarrollan en el interior del hogar. Por esta razón, cada sesión de CUENTOS DE MARICASTAÑA será diferente: en una coso, en otra cocino... Y en ninguna sesión cuento las mismas historias. Busco momentos breves, pero irrepetibles, como aquellos en los que mi abuela, sin dejar lo que tuviese entre manos, me contaba alguna historia.

Este viernes tendré la suerte de llevar esta sesión de cuentos tan especial para mí a la biblioteca Infanta Elena de Sevilla, situada junto al precioso Parque de María Luisa. Esta biblioteca está bien dotada y es muy acogedora, por lo que os recomiendo 100% que este viernes a las 18:30 vayáis a esta cita con Maricastaña. La actividad es gratuita y está financiada con dinero público. 

"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."

viernes, 7 de noviembre de 2014

INSTANTÁNEAS EN LA BIBLIOTECA PÚBLICA PROVINCIAL DE CÁDIZ


Fotografía de Sergio Pulido 

Fotografía de Sergio Pulido 


El pasado 18 de octubre en la Biblioteca Pública Provincial de Cádiz con la sesión de cuentos que le dedico a mi abuela y a todos los abuelos que aún hoy cuentan cuentos, anécdotas, retahílas... que mantienen viva la oralidad. "CUENTOS DE MARICASTAÑA". Gracias a  Sergio Pulido por sus maravillosas fotografías, a la biblioteca y al público entusiasta. ¡Un abrazo!

"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."

miércoles, 5 de noviembre de 2014

CICLO LITERARIO A 4 VOCES. NOCHE CUARTA.


María D. Almeyda (Lola)

Andrés Blanco y Elías Pelayo

Rocío Hernández Triano

Fernando Mansilla

Martes 4 de noviembre, 21h. Barrio Nervión-Gran Plaza. Arranca la cuarta noche del CICLO LITERARIO A 4 VOCES en el local La Gallina en el Diván, con los maestros de ceremonias Rocío Muñoz y Luis Alberto Steinmann. Como va siendo tradición, lo hacen con un poema a dúo. Hoy le toca el turno a Bukowski con "Estilo". Porque de estilos va la noche. Cuatro muy diferenciados, cuatro personalidades muy marcadas, incluso para aquellos que aseguraban no tener estilo concreto: María D. Almeyda (Lola), Andrés Blanco, Rocío Hernández Triano y Fernando Mansilla. El cartel no puede ser más sugerente. Sin embargo, el otoño que se hacía de rogar y que de súbito hizo su aparición, en una ciudadanía tan sensible y voluble a los cambios metereológicos como es la sevillana, hizo que el público se mostrase más tímido en su afluencia. En cualquier caso, a pesar del recién llegado frío de noviembre, la noche ha sido espléndida. 

LOLA ALMEIDA
Poetisa onubense afincada en Mairena del Aljarafe, comprometida con la cultura como herramienta de denuncia. Junto a Tobías Campos, lleva el programa semanal "La Inopia", todos los jueves a las 21h. en Radiópolis. Su voz se alza tranquila, sin estridencias, con unos versos que me despiertan del sopor catarral en el que me encuentro. "Aquí donde me veis", "Sé que soy" son los títulos de unos poemas que me dejan con las ganas de escucharla de nuevo y de leer a solas luego. Poemas para reflexionar, para paladear desde el sosiego de la intimidad. Poemas también para salir de ese discurso derrotista tan nuestro, para animarnos a reaccionar. Llegado el momento de "Perdóname país", se nos escapa un ¡Bravo! de las entrañas, igual que ella pare versos que me erizan la piel: "Ya sé que no eres tú, que son tus paisanos." Saboreo estos versos unos instantes, agradeciendo su azote de conciencia, su inteligencia de verdadera patriota, ajena a los golpes de pecho del típico portador de banderita española. Finaliza con unos versos hermanos del anterior, en un poema apasionado que habla de la tinta especial que corre por nuestras venas: "Escribir con sangre (...) No evitarle nada a la vergüenza...". Aparece y desaparece de escena, discreta. Sin embargo, aún después de marcharse la poeta, su poética permanece. ¡Qué guerrera habita en esta mujer menuda, de maduras primaveras! Gracias Lola, por recordarnos cómo la poesía sigue siendo una herramienta cargada de futuro.

ANDRÉS BLANCO
Actor y poeta. Alguien que se crece en escena y que vive la palabra, cual todo cómico de la legua que se precie. En esta ocasión viene acompañado a la guitarra del también actor y artista multidisciplinar Elías Pelayo, colaborador habitual en La Gallina en el Diván. Para romper el hielo elige rapearnos un primer poema, que es a su vez una declaración de intenciones. Nos encontramos con un poeta que se nos confiesa desde el primer verso, que nos dice que más que componerlos los vomita... Y que así es como vive la poesía. El atractivo de su sinceridad y de la musicalidad de su prosa es innegable. Continúa hablándonos de amor con versos como "Me provocas... Como sólo tú sabes hacerlo.", volviendo a la confesión personal con "De tanto escupir... la garganta se me queda seca.". Andrés Blanco es una persona enamorada de su profesión. Resulta emocionante escucharle compartir ese amor con el público: "Homenaje a quien se suba a las tablas" y "No quiero enseñar a nadie". Este último hace una petición a la que me sumo: Demos a las palabras un significado real. "No confundamos payaso con un insulto irreverente."  Ser payaso es pertenecer a una profesión difícil y respetable como pocas. O parafraseando a la compañía Sindrome Clown: "Ser payaso es una cosa muy seria." Amén.

ROCÍO HERNÁNDEZ
Poetisa sevillana de verso escogido que se crece en lo lúgubre, mostrándonos el atractivo de la oscuridad que nos habita. Como carta de presentación nos sirve "Putrefacción", un poema de amor: "Los amantes que se han amado mucho son sucios y todo lo empocilgan..." Nos cautiva con los matices más grises de la realidad, con lo triste, lo pobre, incluso lo hediondo. Qué difícil es lo que hace Rocío. Creo que nos cautiva porque no maquilla , no dramatiza... no juzga. Y, por si fuera poco, consciente de la densidad del negro, nos arranca una risa con un humor afilado y sorpresivo, cual si fuera humorista profesional. Irreverente y libre nos suelta: "Con quince años uno siempre quiere que le entre algo... Yo quería que me entrase el espíritu. A ver si creía en Dios. Eso quería." Así nos presenta su poema "Apocalipsis": "¿Debo creer en ti, Dios de la Muerte? (...) ¿Debo creer en ti, Dios de la Vida?" Otros dos poemas para el recuerdo: su poética reflejada en aquel que dice "He llenado mis versos de impurezas" y  ese otro titulado "Tercera Edad". Este último me remueve especialmente. Hablando de los viejos de su barrio, nos hace un retrato que rebosa humanidad por todos sus costados. Tenemos la suerte de ver a través de los ojos de esta poetisa cómo la pobreza material puede ser tan sólo una apariencia, una parte de la realidad que se abre a una incalculable riqueza inmaterial. Después de escuchar a Rocío Hernández, grises y negros brillan como un nuevo arcoiris.

FERNANDO MANSILLA
Fernando Mansilla es actor, dramaturgo, músico, poeta, arreglista, novelista... Intergéneros, como resumió acertadamente Rocío Muñoz. Este catalán nacido en Barcelona, habitante de Sevilla desde 1982 a donde vino a estudiar solfeo, ha hecho de esta ciudad su casa. Si existen estrellas en la escena poética de Sevilla, una de esas rutilantes luces pertenece al presente invitado. Lo bueno es que no se le nota. Brilla sin pretenderlo. El sombrero que se cala para recitar, la actitud rebelde, la entonación gamberra, los textos ágiles, brillantes, recitados de memoria. Su repertorio es amplio, cuidado y muy divertido. Disfrutamos con su disfrute: nos divierte porque se divierte. Tiene ese espíritu joven de los viejos espíritus. "El sofá" le sirve al poeta entusiasta de las series televisivas para preguntarse: "¿Qué es la vida? ¿Una serie de televisión?" Con este poema hace: "vudú desde el sofá" porque "la vida es intensa y salvaje". Experto de la pausa, del ritmo, de la entonación... nos envuelve poco a poco entre sus sílabas, como si de un conjuro se tratase. Sigue con sus modos de nigromante con ese poema titulado como el periódico de prensa deportiva "Marca" y con aquel otro acerca de la tiranía de los smartphones en el que pide reiteradamente a un amigo bienintencionado: "No me enseñes más fotos en tu móvil, por favor."  Para terminar su intervención nos regala "La mirada del policía", deliciosa obra de toque surrealista en la que el poeta se iguala a una cucaracha. Lo que más me gusta es cómo es capaz de hacer magia de lo cotidiano. Me quedo con la impronta del autor y del showman, despliegue de talento y experiencia a partes iguales. Y es que, si este poeta es capaz de hacer vudú con "El sofá", podría ser que Fernando Mansilla sea a la poesía lo que Rafael Álvarez ("El Brujo") es al teatro. 

Aquí concluye  la crónica de esta semana. ¡Hasta el próximo martes!

"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."

domingo, 2 de noviembre de 2014

INSTANTÁNEAS DE "CUENTOS DE MIEDO PARA PASAR UN BUEN RATO"



Fotografía de Sergio Pulido ©

Fotografía de Sergio Pulido 

Fotografía de Sergio Pulido 


Algunos momentos de CUENTOS DE MIEDO PARA PASAR UN BUEN RATO en la mañana del 1 de noviembre en el nuevo café cultural de Sevilla La Gallina en el Diván
Mi agradecimiento a Sergio Pulido por captarlos con tanta sensibilidad. 
Un abrazo a todos los que asistieron a una sesión familiar con mucho encanto.

"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."

miércoles, 29 de octubre de 2014

CICLO LITERARIO A 4 VOCES. NOCHE TERCERA


Paco Carrascal
Pablo Alonso
Les Ètrangers du Cru
Marta Hoyo
Manuel Machuca

Rocío Muñoz y Beto Steinmann, volvieron ayer martes a presentarnos nuevas voces. En esta tercera noche han sido siete y no cuatro, como es lo habitual. Los escritores invitados: Paco Carrascal, Pablo Alonso, Marta Hoyo y Manuel Machuca. Y como sorpresa musical, La Gallina en el Diván se ha llenado de la chanson francesa con Les Étrangers du Cru. O lo que es lo mismo, la interpretación de Laura del Saux, Ulises Herrera Rial y Nestor Herrera.
Como un hermoso juego de los dados del tiempo, a la par que Rocío y Beto iniciaban el ciclo recitando "Posibilidades" de la  Premio Nobel Wislawa Szymborska, en otro local de la ciudad, el emblemático La Carbonería, se le hacía otro homenaje de manera paralela. Pura casualidad. Pura sincronía no buscada. Probablemente Wislawa habría escrito un poema sobre ésto.

PACO CARRASCAL
Licenciado en Ciencias Biológicas y activista político. Una mezcla explosiva que viene a presentarnos "Entre pliegues", junto a una selección de sus cuatro poemarios. Del amor, al desamor, pasando por lo social y lo íntimo. Resulta emocionante escuchar a un poeta con nudo en la garganta al llegar a un verso concreto. Como lo fue escuchar aquel que dice: "No tengo más remedio que quererte." o ese otro presentado como una novela dentro de un poema, titulado "45 minutos"En "Pasar lista" nos confiesa: "Necesito saber que todas las cosas siguen en su sitio." Y desde esta necesidad vital, nos conduce a 1936, año en el que se inicia el capítulo más negro de la historia reciente de nuestro bello país. Este verano de 2014, en Camas, una localidad pegada a Sevilla, fueron descubiertos nueve cadáveres en una fosa común. Poeta  comprometido con la Memoria Histórica, nos habla de estas personas, de las cuales tres siguen sin tener nombre. Comprometido pues, con las personas de a pie, nos vuelve a emocionar cuando para terminar su intervención (que suele hacerse recitando a tu fuente de inspiración), homenajea a alguien ajeno al firmamento de los Poetas-Estrella. Nos deja con versos de "El inicio del mundo", de Manuel J. Ruiz Torres, a quien conoció en la Feria del Libro de Sevilla de hace dos años y cuya obra se ha convertido en su poemario de cabecera.  Manuel es poeta y profesor de instituto. Quede aquí testimonio por escrito de ese homenaje.

PABLO ALONSO
Joven de 21 años que ha publicado en diversas revistas digitales desde que se lanzó a compartir sus poemas al viento. Entre ellas, publicó "Tres enfermedades, la incultura de los animales" en "Animalaria". Pablo nos habla de cosas cercanas con versos que ejercen una distancia. De entre todas las temáticas que aborda, como  la guerra o el botellón, hay una que me sorprende: la menstruación. Me quedo prendada ante un joven recitando palabras escogidas que hablan sobre el ciclo de la vida y la muerte, materializadas en ese óvulo juguetón con las fases de la luna. Me encanta su punto de vista, el de alguien que no menstrua. Con qué sensibilidad toca un tema tan frivolizado. Pienso en los cientos de campañas publicitarias supuestamente fieles a las féminas, grandes empresas que se enriquecen vendiendo toallitas higiénicas a todas las mujeres del planeta. Y no puedo evitarlo, me quedo ahí un rato... colgada... mientras termina como llegó: joven, enérgico, con esa dignidad de poeta en ciernes (no sabría describirla, pero él la encarna muy bien) y su "Carta de presentación"

LES ÉTRANGERS DU CRU
En el ecuador de la noche vienen a deleitarnos con la suave cadencia de la chanson francesa el grupo formado por Laura del Saux, Ulises Herrera Rial y Nestor Herrera. En su repertorio figuran George Brassens, Michèle Bernard o André Bourvil. Para quienes deseen pasar un buen rato con este trío singular, no dejen de visitar este sábado 1 de noviembre darán un concierto a las 21h en el local de actividades culturales El Rincón del Búho (zona del Arco de la Macarena). 

MARTA HOYO
Periodista recién licenciada, es una comunicadora nata. Desde el primer momento somos testigos privilegiados de la transparencia de emociones de una poetisa tan autoexigente como talentosa que, sin quererlo, se va ganando al público. Nos presenta su poemario en proceso de creación. Para abrir boca nos recita "Entelequia", un poema de amor existencialista y carnal, o ese otro "Aquellos primeros poemas": Hay momentos, páginas en blanco, que se llenan poco a poco."  Entonces, nos agita con el furor de fin de carrera, con "Septiembre": "El futuro es el miedo y el pasado la ilusión." o "Carpetas llenas de contenido y vacías de sentido." Y es que, aunque ella no esté de acuerdo, ni su voz es chillona, ni nos resulta pesada su participación. Más bien al contrario. Vemos a una poetisa sincera buscándose a sí misma. Precioso el cierre de su participación: "Once de septiembre". Sólo me queda añadir (utilizando un verso de este poema) que aunque "hay músicas que se componen en silencio", su voz nos regale más versos. 

MANUEL MACHUCA
Farmacéutico de profesión y novelista de corazón. Este escritor sevillano vecino del barrio de Nervión, también es un hombre comprometido con la tierra que le vio nacer. Por eso parió "Aquel viernes de julio", para dar homenaje a las personas que nunca aparecerán en los textos sobre la Memoria Histórica. En una hermoso relato sobre su gestación, nos habla de cómo dos ancianos octogenarios clientes de su farmacia, un buen día, allí mismo en su botica, comienzan a compartir recuerdos de su infancia, de la Guerra Civil. Manuel rescata su testimonio de forma oral y en este instante surge la idea de la novela. "Aquel viernes de julio" arranca el 27 de julio de 1936, fecha que da comienzo la Guerra Civil desde Sevilla. Pero no todo es tristeza, también hay momentos para la alegría, como ese en el que Manuel se arranca a cantar una copla que figura en su obra, de Charo Reina ni más ni menos. ¡Ole!
"El guacamayo rojo" es la novela que, en palabras del autor, necesitó escribir para terminar "Aquel viernes de julio". Por lo visto se quedó atascado y tuvo que aparcarla un tiempo... el de escribir "El guacamayo rojo". En parte autobiográfica, ya que cuando el autor tenía tres años conoció a una tía de Brasil que vino a Sevilla. Durante décadas se cartearon y fue su deseo de conocerla y el primer viaje que hizo a este país en 2002, lo que impulsó el devenir de esta historia: tres generaciones de emigrantes andaluces que marchan a Brasil. En un paralelismo inquietante con la realidad de nuestros días, sabemos de uno de los personajes: Luis Guzmán, arquitecto sevillano en paro, sale del puerto de Málaga rumbo a Brasil en 1904. Manuel nos lee un monólogo de Luis, cuestionándose el sentido de emigrar... Y el público guarda un silencio litúrgico. La memoria oral es un motor potente para la escritura de Manuel Machuca. Por eso su honestidad y fuerza dejan huella en cuanto escribe.


Hasta aquí mi crónica personal del Ciclo Literario A 4 VOCES. Hoy me extendí más de lo que hubiese deseado, aunque os aseguro que me dejé cosas en el tintero... Terminó una noche más entre poemas, vermús y risas. ¡No os perdáis la próxima!

"Sembremos cuentos entre todos, sembremos cultura."